miércoles, 10 de octubre de 2018

Crisis de adolescencia ¿Cuando consultar al psicólogo clínico?

La adolescencia o crisis de adolescencia es una etapa del desarrollo evolutivo que marca la transición entre la infancia y la vida adulta. Es una etapa ineludible del desarrollo marcada fundamentalmente por la “rebeldía del adolescente” que trata de romper los lazos infantiles con los padres y buscar una identidad propia para sí mismo diferenciada de la del resto, para ello se apoya en el “grupo de iguales” o “grupo de pertenencia” con el fin de sentirse acompañado a la hora de explorar el mundo externo que le rodea, cobrando este tanta fuerza que en la mayoría de los casos desbanca a los padres en cuanto a punto de referencia.
Esta etapa suele ser una etapa generalmente conflictiva entre padres e hijos, y no puede ser de otra manera, un adolescente excesivamente dócil también puede estar teniendo un problema en su desarrollo psicológico, pero raramente los padres consultan en estos casos porque no resultan conflictivos….El adolescente se está buscando a si mismo y puede tener comportamientos muy erráticos y contradictorios, tan pronto se comporta como un adulto, que como un niño, cambia de vestimenta, de gustos, de preferencias continuamente y es altamente influenciable por el grupo de amigos que frecuenta. El adolescente tiene la necesidad de experimentar y poner a prueba todo lo que le ha sido trasmitido en la familia por si mismo, aprendiendo ahora por la propia experiencia y de sus propios errores para llegar a sus propias conclusiones y conjunto de valores con los que se va a regir en la vida adulta.Los padres deben consultar en esta etapa cuando esta se vuelve especialmente conflictiva o violenta y/o empiezan a aparecer comportamientos y conductas desadaptativas de una forma más sistemática que se van instalando como parte de la personalidad del adolescente. El adolescente aunque se encuentra en conflicto con sus padres como un intento de autoafirmación del “sí mismo”, sigue necesitando mucho apoyo de ellos y su opinión, aunque no lo demuestre, sigue teniendo mucho peso en su desarrollo. Necesita que los padres lo apoyen y le alienten en su crecimiento y en la búsqueda de su propia identidad, que le sigan ayudando en la toma decisiones, haciéndole sentir que siguen ahí disponibles para cuando él lo necesite y solicite, pero necesita que se mantengan ahora en un segundo plano. La consulta de psicologia clinica de Móstoles Constitución, cuenta con un Psicologo Clinico especializado en la evaluación y tratamiento de los trastornos psicológicos y emocionales más comunes de la adolescencia En el tratamiento psicológico de los adolescentes, es necesario que los padres también cambien y aprendan a relacionarse con sus hijos  de otra manera, puesto que su hijo/hija ya ha dejado de ser un niño/ niña, pero todavía no es un adulto maduro, y eso hace que esta relación padres-hijos sea muy difícil. Los padres también deben saber darle al adolescente la libertad necesaria para que pueda experimentar por si mismo, haciéndole ver que ésta libertad va unida siempre a responsabilidad sobre sus actos, aprovechando los momentos en los que el adolescente se “abre” y se comunica para poder orientarle y aconsejarle desde su experiencia, pero nunca en un tono de reproche, crítica o desaprobación, porque seguramente tendrá el efecto contrario al deseado….Los trastornos típicos de la adolescencia serían por lo tanto casi siempre una cuestión de grado, por eso no hay que alarmarse desde el primer momento, cuando aparecen conductas des-adaptativas. Si estas persisten, se hacen muy intensas o frecuentes es cuando la intervención de un psicologo clínico para adolescentes se hace necesaria con el fin de poder reconducir cuanto antes el desarrollo. En estos casos se necesita trabajar principalmente con el adolescente, y paralelamente se mantienen entrevistas periódicas con los padres y/o (padres y adolescentes juntos) para que también informen al psicólogo clínico de la marcha del proceso, y de las cuestiones que a ellos les preocupan como padres, recibiendo a la vez una ayuda y orientación para seguir guiando a sus hijos adolescentes en el desarrollo…Serían motivo de consulta entre otros, siempre que no aparezcan de forma puntual, los siguientes trastornos:

  • Consumo de drogas, abuso del alcohol y otras sustancias.
  • Trastornos alimentarios del tipo anorexia y/o bulimia, obesidad…
  • Inhibición, retraimiento social, fobia social (falta de amigos, de integración y participación social, aislamiento.)
  • Falta de control de impulsos (agresividad, actos delictivos, transgresión de las normas sociales establecidas)
  • Ansiedad, fobias, miedos irracionales…
  • Problemas de rendimiento, concentración, fracaso en los estudios, ansiedad ante los exámenes.
  • Depresión, llanto recurrente y tristeza.
  • Baja autoestima.
  • Bullying, acoso escolar.
  • Falta de capacidad de auto afirmación ante el grupo de iguales (adolescentes altamente influenciables por los demás)
  • Desorientación con respecto a la propia identidad psicosexual….
  • Ideación y tentativas suicidas. Autolesiones
  • Promiscuidad sexual, embarazos no deseados…
  • Dependencia emocional de relaciones dañinas o patológicas.
Fdo: Rosa Maria Pardueles, psicólogo clínico en Móstoles, especialista en tratamientos psicológicos con adolescentes y psicoterapia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario